En Blog

El día de la boda es una ocasión sumamente especial en la vida de dos personas que se aman profundamente, ya que al comprometerse e intercambiar promesas de amor eterno entre ellos y con la firme convicción de permanecer juntos para toda la vida frente a familiares, amigos y una institución que lo avala es una de las cosas más importantes que podrían pasarnos en la vida, es justo en ese momento en el que vemos y aceptamos a ese ser amado con sus virtudes y sus defectos dispuesto a compartir sus días, noches, viajes, alegrías, tristezas, enojos, familia, mascotas e hijos con nosotros y dispuesto también a luchar por no disolver ese lazo familiar que se está empezando a crear.

Un matrimonio no es una cuestión que pueda tomarse a la ligera, pues más allá de las leyes eclesiásticas y gubernamentales que dictan una serie de reglas de convivencia, lo cierto es que sólo las dos personas comprometidas sabrán bien cómo establecer la dinámica de una relación sana y duradera, con el fin de cumplir con el dicho de que una unión de esta índole sólo puede ser separada por la muerte.

Ahora bien, todo tiene un inicio, y es precisamente el día de la celebración de la boda el que está lleno de detalles significativos, como la ropa de los contrayentes, algunos objetos que son apadrinados por personas cercanas a la pareja (arras, anillos, lazo) y, por supuesto, los ramos de novia que no pueden faltar nunca. En Floralia tenemos una amplia gama de opciones para ese detalle tan mágico y especial.

Un ramo es un arreglo floral que se suele utilizar en diferentes eventos, por ejemplo, los caballeros suelen regalarle flores a las mujeres que están cortejando en señal de un profundo interés, o quizá ya en parejas estables, puede significar interés, reconciliación y mucho más, el punto es que el regalar flores es una forma de expresar nuestros sentimientos más profundos.

ramos

Por supuesto que uno de los elementos más bonitos de la boda es el ramo de novia, el cual debe de seleccionarse de manera cuidadosa, pues el tipo de flores, el color y tamaño dependerán del resto de los componentes de la boda, como el vestido de la novia, el traje del novio, los centros de mesa e incluso la temática general (en la actualidad se están popularizando las celebraciones matrimoniales que emulan diversos temas de películas, series, lugares o épocas en el tiempo).

En Floralia, tenemos amplia experiencia en los arreglos florales, tenemos una fascinación por los significados que podemos expresar a través de las flores y las plantas; y por supuesto que consideramos que en una de las ocasiones en donde las flores nunca pueden faltar es en las uniones entre dos personas que desean pasar el resto de sus vidas juntas. Además, nos gusta mucho conocer el origen de las tradiciones que utilizan las flores como uno de sus principales elementos, por lo que a continuación hablaremos de la historia de los ramos de novia.

Como ya hemos mencionado, su uso se puede ubicar hasta el antiguo Egipto, ahí las novias acostumbraban a portar hierbas de intensos aromas, esto con la finalidad de ahuyentar a los espíritus malos. Poco a poco estas hierbas fueron reemplazadas por flores, aunque también es posible que su uso haya tenido su origen en el pueblo de los sarracenos, y que se estableció en el continente europeo debido a los cruzados que constantemente viajaban por el mundo. En ese sentido, cabe aclarar que la flor que se portaba era el azahar, ya que se relaciona con la pureza.

Por otra parte, cabe destacar que, tanto en la cultura romana como en las árabes, los baños diarios eran una parte importante de sus costumbres, éstos se tomaban en grandes salones con agua de distintas temperaturas, en ellos, los aristócratas podían disfrutar de todos los lujos que se podían experimentar en la época. No obstante, en Europa esto no pasaba así por diversas razones, entre ellas, por la dificultad de llevar agua potable hacia la mayor parte de las ciudades, de hecho, no fue sino hasta el siglo XVIII que se empezó a regularizar la sana costumbre del baño entre la población europea.

El ritual del baño europeo consistía en una tina en la que se metían varias personas a la vez, ya fueran miembros de una misma familia o conocidos, el orden para ello era el siguiente: en primer lugar, los hombres más longevos, después los hijos, seguidos de las mujeres adultas y finalmente las hijas. No obstante, la costumbre del baño regular se limitó durante mucho tiempo a las grandes ciudades, en los pequeños pueblos que las rodeaban no tenían esa tradición, por lo que se bañaban sólo en ocasiones especiales.

Con todo esto podemos intuir que los malos olores estaban a la orden del día en todos estos lugares, por lo que se trataban de disimular precisamente con flores, ahora, las bodas solían celebrarse en el verano, época en la que tanto las mujeres como los hombres podían desprender un olor corporal más denso debido a los calores, es por ello que las damas que se iban a desposar caminaban hacia el altar con ramos de novia, con el fin de disimular el mal olor, además de que también se usaba como símbolo de la pureza de la fémina.

Estos son sólo algunos de los motivos por los que se empezaron a utilizar los ramos de novia en todas las bodas, lo cierto es que hasta nuestros días representa el amor eterno, así como la pureza de la mujer en particular, y de la unión de la pareja en general. Actualmente se pueden encontrar los diversos y originales modelos de ramos de novia, los cuales se pueden adaptar al gusto del futuro matrimonio.

Finalmente, recordemos que uno de los rituales más representativos de la boda es que la novia aviente hacia atrás el ramo, y la mujer que lo reciba, se dice, será la próxima en contraer matrimonio. Le invitamos a revisar los diversos ramos que tenemos disponibles en Floralia, contáctese con nosotros para más información.

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Solve : *
14 + 3 =


0